Estos son los beneficios del entrenamiento físico para los jugadores de póker

Los deportes mentales como el ajedrez o el póker son actividades que requieren un ejercicio planificado y constante para contrarrestar el sedentarismo que su dedicación a nivel profesional conlleva. Por este motivo, jugadores de póker profesionales a nivel mundial como Daniel Negreanu, Jason Mercier o Eugene Katchalov afirman que el deporte les sirve de ayuda para mejorar su nivel de concentración.

El póker resulta ser una actividad muy sedentaria que requiere numerosas horas de entrenamiento frente a un ordenador, motivo por el cual la mayoría de jugadores profesionales afirman haber engordado en los primeros pasos de su carrera. Esto, unido a una mala alimentación y a los continuos viajes que esta profesión requiere (lo que dificulta tener una rutina continua de ejercicio), puede provocar graves problemas con el peso.

Jeremy Ausmus, ganador de un brazalete en la WSOP (World Series of Póker), hace incapié en la importancia de establecer ciertas rutinas por sus beneficios tanto para la salud como para el rendimiento del jugador: “Si quieres alcanzar alguna meta, lo que más te va a ayudar es seguir un plan. Levantarse a una hora concreta y hacer ejercicio te hace sentir bien. Y si no lo haces, no estarás al mejor nivel mental en las competiciones y eso acabará afectando a tu vida”.

El sedentarismo que requiere este juego puede provocar problemas además en las articulaciones, músculos y órganos por el número de horas diario que se requiere estar sentado, además de problemas visuales por la pantalla. Por ello, se recomienda levantarse 10 minutos cada 2 horas, y hacer movimientos y estiramientos que permitan destensionar y estirar zonas como el cuello, los hombros o el tronco. Además, se recomienda un mínimo de media hora de ejercicio diario o una hora diaria tres días a la semana. El deporte ayuda a evitar problemas de salud y ayuda a mejorar la capacidad de concentración, además de los beneficios que tiene establecer una rutina diaria para la autodisciplina.